Fábrica de productos Ibéricos en Extremadura

Jamones y Embutidos de Extremadura

En Zalamea de la Serena provincia de Badajoz, en los años 60 se unieron un matrimonio ángel Centeno Barquero y Matilde Pozo García, los cuales fundaron una charcutería-salchichería, donde elaboraban todos los productos del cerdo ibérico a nivel local, jamón, paleta, lomo, embutido, tocino, panceta y morcilla todo de alta calidad.
De este matrimonio nacieron cuatro hijos, Juan Pedro, ángel, Antonio José y Juan Francisco. Todos, a medida que iban creciendo ayudaban a las tareas de las matanzas que se realizaban en la época de invierno aprovechando las bajas temperaturas para la curación de los jamones, lomos y embutidos, puesto que no existían cámaras frigoríficas ni secadero artificiales como los de hoy en día.
Después de veinte años con la charcutería-salchichería, los hijos se hicieron mayores y decidieron hacer una fábrica de jamones y embutidos con el nombre de Centeno Pozo, que son los apellidos de la familia y así han continuado hasta hoy con la experiencia de sus padres y las nuevas tecnologías hacen que esta empresa tenga una calidad de sus productos bastante elevada en Extremadura y España.

Está ubicada en Extremadura, región donde está la mejor Dehesa, de encinas y alcornoques donde los cerdos pastan en libertad, siendo únicos en todo el mundo, por la calidad que tienen sus carnes, al ser alimentadas de bellotas e hierbas.
Cuentan con unas instalaciones modernas, con una capacidad para almacenar de 150.000 piezas de jamones y paletas de bellotas. Y con una capacidad de producción de 10.000 cerdos por año.En España, sus principales clientes son la restauración, tiendas Gourment y el gran potente de supermercado de alta calidad como es El Corte Inglés, S.A.; a nivel regional, en tiendas, restaurantes, distribuidor, contamos con comerciales en Barcelona, Madrid, Zaragoza, Sevilla y Bilbao.